Una de las siete tendencias que advierte el informe del World Travel Market para 2018 es la influencia de las series de televisión o contenido audiovisual a la hora de elegir destino vacacional.

Nos gustan las series

En concreto, uno de cada diez turistas británicos, eligen su destino basándose en lo que vieron en sus series favoritas. Esta tendencia turística avala el gran esfuerzo que están haciendo algunos territorios, como el español, apostando por convertirse en escenario de cine. La Spanish Film Commision trabajó para que España fuera uno de los escenarios más recurrentes de Juego de Tronos. La serie, con millones de seguidores por todo el planeta, grabó en muchos lugares de nuestro país que han visto incrementadas sus visitas.

El cine y el turismo casi siempre han ido de la mano. Cada día es inevitable ver a alguien emulando a Audrey Hepburn delante de Tiffani´s en la quinta avenida de New York. Las marcas comerciales vieron desde un primer momento el beneficio de aparecer en algunas cintas. De hecho la fama de Tiffani´s se disparó tras el estreno del filme y nos descubrió el valor de un diamante. Cruzar el umbral de su tienda es uno de los destinos obligados de la ruta turística por la gran manzana. New York es uno de los platós de cine más grandes del mundo. Tenemos escenas grabadas en nuestra retina de grandes series como Sex in the City, Los Soprano, Historias de Nueva York, Hanna y sus Hermanas, Otoño en Nueva York, West Side History…Conocemos destinos porque los hemos visto en el cine.

LV_20140114_LV_FOTOS_D_54399109681-207-kd3G--656x485@LaVanguardia-Web

Nuevas tendencias

El consumo audiovisual aumenta y los destinos tratan de posicionarse utilizándolos como plataforma para mostrar su mejor cara. Es el caso de los vídeos interactivos, una de las últimas tendencias en este mercado. Se tratan de piezas audiovisuales concebidas para ser consumidas a través de plataformas de streaming como Youtube o Vimeo. Estos vídeos contienen capas de contenido que puedes consultar. Así pues puedes ver dónde está rodada determinada escena, incluso reservar alojamiento a través de ese mismo vídeo.

El nivel de conocimiento que aportan estas plataformas es brutal. Por ejemplo, Nicky Jam grabó en Ecuador uno de sus videoclips de la mano del Ministerio de Turismo de ese país. El vídeo supera el millón de visitas en YouTube. Una publicidad del destino que difícilmente hubiera podido pagar si fuese a través de publicidad convencional. El adecuado uso de los mejores escenarios y la adecuación al contenido es fundamental para que estas colaboraciones funcionen.